¿Tanta nube, nos dejará ver el sol?

Pues sí, estamos ante la palabra de moda. Desde hace un tiempo dentro del mundo de las Tecnologías de la Información (TI) sólo oímos hablar del “Cloud Computing”, esa nube que nos envuelve y qué quizás habría que aclarar bien de que se trata antes de que nos impida ver la luz.

La idea del “Cloud Computing” surge de la reflexión sobre la posibilidad de implantar un modelo diferente al actual en referencia a las infraestructuras, software y servicios relativos a las TI. La idea es sustituir el modelo clásico basado en que cada organización dispone de sus recursos, como pueden ser infraestructuras de servidores, almacenamiento, licencias de software y demás, por un nuevo modelo que sitúa estos recursos fuera de las organizaciones en manos de proveedores especializados.

Con buen criterio se podría pensar que esto ya hace mucho tiempo que se está haciendo con determinados servicios, como por ejemplo, alojamiento de webs, correo electrónico, etc., por tanto, ¿donde está la novedad del modelo Cloud? El modelo Cloud en si no es nuevo, lo que propone es un nuevo paradigma de computación en la que los recursos y servicios se abstraen de las infraestructuras que los soportan y se suministran bajo demanda. Algunas de las características de este modelo pueden ser:

  • Que el cliente del modelo Cloud pueda solicitar los servicios que necesite bajo demanda, tal como hacemos con otros servicios como la energía eléctrica, teléfono, etc.
  • Que los servicios estén constantemente monitorizados y correctamente medidos, como por ejemplo, capacidad de CPU, memoria, ocupación de almacenamiento, consumo de ancho de banda, licencias de aplicaciones, etc, y que se pague sólo por lo que se consuma
  • Que se pueda acceder a los servicios contratados desde cualquier ubicación
  • Que los servicios contratados se actualicen automáticamente con las últimas tecnologías y que sea transparente a los consumidores
  • Que los recursos contratados estén correctamente replicados en diferentes centros repartidos en diversos puntos geográficos y que su acceso esté correctamente protegido para conseguir un nivel de seguridad óptimo

Actualmente el modelo Cloud presenta variantes que cabe mencionar. Así se habla de:

  • Software as a Service (SaaS) Sería un modelo del software como servicio donde el cliente final no controla ni gestiona ninguna infraestructura y sólo se le permite ejecutar algún software determinado como el correo electrónico o un ERP
  • Infraestructure as a Service (IaaS) Proporciona al cliente servicios de infraestructura de TI como por ejemplo, servidores virtuales, almacenamiento, capacidad de proceso, etc y donde el usuario final no tiene control sobre la infraestructura pero sí sobre los sistemas operativos y aplicaciones que pueda instalar en los servidores contratados
  • Platform as a Service (PaaS) Este modelo permite a los usuarios implantar aplicaciones específicamente desarrolladas para el modelo Cloud. El usuario final no dispone de control sobre la infraestructura pero sí sobre las aplicaciones que pueda implantar en ella

Igualmente habría que comentar los diferentes modelos de implantación del Cloud. En este apartado se podría mencionar:

  • Cloud público, como un modelo donde los proveedores ponen a disposición de los clientes sus infraestructuras y servicios que ellos mismos gestionan de forma compartida
  • Cloud privado, en esta variante las infraestructuras operan exclusivamente para una determinada organización y pueden ser gestionadas por personal de la propia organización o por empresas delegadas a tal efecto
  • Cloud híbrida, donde se combina la filosofía de los dos modelos anteriores

Bueno pues, ahora habría que hacer la pregunta, ¿debemos migrar inmediatamente todas nuestras infraestructuras y servicios al modelo Cloud? En principio habría que reflexionar sobre que no todas las organizaciones ni todas las infraestructuras ni todos los servicios pueden seguir este modelo, o no es conveniente que lo sigan. La migración a un modelo Cloud debe realizarse solo después de un minucioso estudio de consultoría donde deben sopesarse las ventajas y los inconvenientes de este paso, así como los costes asociados, y compararlos con el modelo seguido en la actualidad. También hay que pensar que el modelo Cloud no es un todo o nada, es decir, se pueden segmentar algunas de las infraestructuras, servicios o aplicaciones y migrar al nuevo modelo sólo aquellas que nos interesen según el estudio previo realizado.

Xavier Puertas – Consejero Delegado

Que es Cloud Computing?

La computación nube es una tecnología que permite ofrecer servicios de computación a través de Internet. En este tipo de computación todo lo que puede ofrecer un sistema informático se ofrece como servicio, de modo que los usuarios puedan acceder a los servicios disponibles \”en la nube de Internet” sin conocimientos (o, al menos sin ser expertos) en la gestión de los recursos que usan. Fuente: Wikipedia

Tipos de “Cloud Computing” :

  • Software as a Service (SaaS): En español Software como Servicio.

Modelo de distribución de software donde una empresa sirve el mantenimiento, soporte y operación que usará el cliente durante el tiempo que haya contratado el servicio. El cliente usará el sistema alojado por esa empresa, la cual mantendrá la información del cliente en sus sistemas y proveerá los recursos necesarios para explotar esa información. Ejemplos: Salesforce, Basecamp

  • Platform as a Service (PaaS): En español Plataforma como Servicio.

Aunque suele identificarse como una evolución de SaaS, es más bien un modelo en el que se ofrece todo lo necesario para soportar el ciclo de vida completo de construcción y puesta en marcha de aplicaciones y servicios web completamente disponibles en la Internet. Otra característica importante es que no hay descarga de software que instalar en los equipos de los desarrolladores. PasS ofrece mútliples servicios, pero todos provisionados como una solución integral en la web. Aunque algunos servicios de Amazon Web Services como SimpleDB y SQS yo los considero PaaS, esta afirmación puede ser discutida. Otro ejemplo es Google App Engine

  • Infrastructure as a Service (Iaas): En español Infraestructura como Servicio.

Modelo de distribución de infraestructura de computación como un servicio, normalmente mediante una plataforma de virtualización. En vez de adquirir servidores, espacio en un centro de datos o equipamiento de redes, los clientes compran todos estos recursos a un proveedor de servicios externo. Una diferencia fundamental con el hosting virtual es que el provisionamiento de estos servicios se hacen de manera integral a través de la web. Ejemplos: Amazon Web Services EC2 y GoGrid.

.