SVT Cloud services y mobiCloud presenta SVTmobi. Servicios de Administración de Dispositivos Móviles en la nube.

La propuesta combinada entre el profundo conocimiento de mobiCloud en MDM con la experiencia de SVT en servicios cloud aportan un beneficio extra para optimizar la movilidad corporativa. SVTmobi ofrece a la empresa y la Administración Pública la gestión de dispositivos móviles de manera centralizada con el objetivo de reducir los costes empresariales en comunicaciones, cumplir plenamente con la normativa legal vigente, y mejorar su eficiencia, apoyada en la estrategia de movilidad y seguridad, con inversión cero y puesta en marcha inmediata.

Con el objetivo de tener un control total sobre los dispositivos móviles y poder definir la estrategia de movilidad corporativa,  SVTmobi nos permite sobre smartphones y tablets:

  • Administrar: configuración remota, control de inventario, seguridad de dispositivo, etc.

  • Definir paramétros de Control y Políticas de accesos: conexión a red Wireless, soporte de protocolo Bonjour (Apple),…

  • Implementar y gestionar Seguridad: Cumplimiento de políticas de seguridad, control sobre manipulación y apropiación indebida de datos por parte de usuarios autorizados, control de espacio radioeléctrico en las empresas.

  • Gestión Documental: el servicio permite la integración con la gestión documental de la empresa para optimizar la productividad del usuario.

  • Control del Gasto: todos los dispositivos pueden ser configurados de acuerdo a nuestra política personal de costes.

  • Gestionar la Provisión y Soporte: desde la preparación inicial de los dispositivos hasta la atención al usuario (CAU) en caso de incidencias.

  • Integrar Servicios Corporativos: potenciamos la eficiencia y la eficacia, los usuarios pueden disponer de toda la información de su escritorio de trabajo o PC desde su dispositivo móvil. La integración de servicios corporativos comporta un aumento de productividad.

Desde la más sencilla administración y configuración de dispositivos, hasta el despliegue y la integración de los servicios corporativos más complejos en el entorno móvil; el binomio SVT Cloud + mobiCloud presenta SVTmobi, una propuesta inteligente, tecnológicamente puntera, económica y fácil de gestionar.

El “cloud computing” como valor añadido para la PYME

El mundo empresarial en la actualidad exige un alto nivel de competitividad. La economía está cada vez más relacionada con los cambios tecnológicos, vivimos en una sociedad cambiante. Factores como la capacidad de respuesta frente a la toma de decisiones, frente al cliente o  frente a hechos inesperados  están condicionados por el  conocimiento y a la información. Centrándonos en el campo de las tecnologías como valor estratégico dentro de la organización,  podríamos decir que los factores señalados juegan un gran papel en este campo y que en numerosas ocasiones influyen de manera determinante en los resultados financieros de la empresa. Así mismo, contribuyen a aumentar la satisfacción/insatisfacción del personal y de los clientes. Si buscamos la excelencia en nuestros procesos de TI, y en el servicio al cliente las tecnologías de la información son un factor clave en la empresa, el líder del negocio no tan solo está obligado a innovar, si no, que la innovación es un desafío constante. SVT Cloud te propone la tecnología  cloud como medio para generar valor añadido a tu negocio.

Nuestros servicios de “cloud computing” están orientados a la PYME, con el objetivo de realizar el diseño y sostenimiento de esquemas de trabajo flexibles y rentables en base a la eficiencia* y la eficacia*.

Valor añadido para tu organización:

  • Innovación constante: siempre estarás actualizado en el uso de las últimas herramientas tecnológicas. Nos anticipamos a los cambios dentro del sector tecnológico.
  • Mayor competitividad: la tecnología Cloud pone a tu disposición las mismas herramientas sofisticadas de una gran empresa sin realizar ninguna inversión. Optimización de la satisfacción del cliente y el usuario de tu organización.
  • Crecimiento: podrás soportar el crecimiento de tu empresa, sin inversiones financieras y de manera inmediata. Te proponemos un software a la carta en cada momento, dado que tus necesidades pueden variar a lo largo de la vida de tu negocio.
  • Mayor seguridad a menor coste: garantizamos la confidencialidad  en la transmisión y gestión de datos. Cumplimos con la LOPD, nuestros centros de datos se encuentran en territorio español.
  • Responsabilidad social: cumplimos con nuestra responsabilidad social, por lo tanto, tu empresa es responsable. Colaboramos con el cuidado del planeta, compartimos el conocimiento a través de asociaciaciones profesionales, seminarios y programas de formación “Cloud Curiosity”, portales webs, blogs, colaboraciones en Universidades, etc.
  • UNE-EN ISO: Simplificación de los procedimientos de la empresa relacionados con las tecnologías de la información (copias de seguridad, organización de la información, plan de contingencias, etc.)
  • Plan de contingencias:  la nube simplifica el plan de contingencias de la empresa y reduce los riesgos, en el caso de producirse en la PYME  cualquier pequeño o gran incidente, toda la información está a disposición de los usuarios en la nube de manera inmediata. Todas las PYME deberían tener un Plan de Contingencias. Este contempla  una serie de directivas técnicas, humanas y organizativas a implementar que tienen como fin mantener la continuidad del negocio ante un incidente (virus, corte eléctrico, empleados descontentos, ataque desde el exterior,  incendio o una catástrofe).  
  • Responsabilidad social respecto a los empleados: desde SVT te ofrecemos formación contínua para tus empleados de manera periódica y gratuita, el Cloud fomenta la conciliación trabajo-familia dado que permite acceder al puesto de trabajo desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo (que no ha de ser de última tecnología, puede ser un PC de uso doméstico).

ahorro de tiempo = optimización de recursos = reducción de costes

inversión cero= movilidad, mejora continua, expansión, oportunidad…..

Josep Bardallo

Algunos beneficios del Escritorio Virtual

  •  Seguridad de los datos y cumplimiento legal.

La virtualización de escritorio hace que los datos de la empresa se almacenen en el CDC, sin tener absolutamente ningún dato a nivel local. Las medidas de seguridad y el cumplimiento legal viene dado por el proveedor del servicio, siendo este  responsable de las copias de seguridad.

  • Asegura la continuidad del negocio de manera inmediata

La gran mayoría de las PYME  no cuentan con  planes de continuidad de negocio.  Este hecho provocaría que  ante el acontecimiento de un  desastre en el lugar de trabajo, muchas empresas no estuvieran en condiciones de  reabrir el negocio o dar servicio de manera inmediata, mientras que los usuarios del escritorio  virtual podrían acceder mediante una clave desde cualquier lugar o dispositivo a la información de la empresa. Por lo tanto la virtualización de escritorio garantiza:

– Implementación instantánea de nuevos escritorios y uso de aplicaciones a coste reducido.

– Prácticamente cero tiempo de inactividad en caso de fallos de hardware.

– Capacidad de acceso a los usuarios de empresas a sus escritorios virtuales desde cualquier lugar y dispositivo.

  • Reducción del coste general de Hardware y Software

Las aplicaciones del escritorio son ejecutadas en un servidor remoto, por lo tanto no será necesario tener equipos de última tecnología. El ciclo de actualización de los PC pasa a ampliarse de 2-3 años a 5-6 años o más. En cuanto a la inversión inicial se corresponde con cero, dado que el pago del escritorio virtual se realiza de manera mensual y por uso.

  • Contribuimos  al cuidado del Planeta

Uno de los mayores beneficios del escritorio virtual es el ahorro de energía. Los escritorios virtuales almacenados en el servidor central son una alternativa ecológica a los PC tradicionales.

Los pilares de la nube

Cada día estamos más familiarizados con términos como “cloud” o nube y aunque todavía sean algo difusos sí que empezamos a tener claro que están relacionados con el ahorro en nuestras necesidades de IT para la empresa. La nube se nos presenta como una manera de externalizar nuestros recursos informáticos, con una seguridad que empieza a ser altamente aceptable, con una gran flexibilidad para ajustar lo que contratamos a lo que realmente necesitamos y, lo más importante, se nos presenta como una clara ayuda a la reducción de costes.

Pero en esta ocasión no nos iremos por las “nubes”, en este artículo nos aproximaremos a una realidad mucho más tangible respondiendo a: ¿Pero, realmente, donde está este cloud? La respuesta es menos bucólica, la nube se distribuye entre millones de servidores físicos que ocupan miles de metros cuadrados por todo el planeta, utilizando un sinfín de materiales no reciclables, consumiendo más de un 10% de la energía eléctrica y emitiendo más del 3% del CO2 total.

Estos servidores físicos se encuentran en edificios especiales llamados CPD o Centros de Datos (Data Centers), acondicionados para garantizar el funcionamiento continuo de los mismos. Estos edificios se suelen construir a medida y disponen de sofisticados sistemas de refrigeración, humificadores, detección y extinción de incendios, seguridad, sistemas inhibidores de frecuencia, cimientos antisísmicos, etc… por algo también se les llama bunkers.

El exponencial crecimiento de servidores en el planeta ha hecho que se llegue a una situación límite; el consumo eléctrico se ha hecho insoportable en la mayoría de los actuales Centro de Datos. Esta razón ha obligado al sector a tomar medidas, de aquí que desde hace unos pocos años la industria se esté alineando en la consecución de una idea: el “Green Data Center” o Centro de Datos Ecológico. Todos los grandes fabricantes, como HP, IBM, Cisco, etc se han puesto a trabajar muy en serio en el tema.

Básicamente el Green IT se centra en tres objetivos: la reducción en el uso de materiales peligrosos en la fabricación de productos tecnológicos, la reciclabilidad o biodegradabilidad de los mismos, y en tercer lugar, en la optimización de la eficiencia energética en su uso. En las dos primeras áreas ya hace tiempo que se está trabajando mucho, con la investigación en nuevos materiales, reciclaje, recogida selectiva, programas de donación y reutilización, etc. Se estima que la e-waste (basura electrónica) supone actualmente el 2% de la basura sólida municipal generada por economías desarrolladas. Pero es en la tercera área donde las empresas pueden ver grandes mejoras económicas con la eficiencia de sus Data Centers, reduciendo hasta un 50% sus costes.

Las recomendaciones aplicables para alcanzar un Centro de Datos Ecológico incluyen diferentes buenas prácticas, pero en este artículo solamente nos vamos a centrar en el ahorro de consumos eléctricos.

Para abordar el tema, primero tenemos que entender que una máquina consume electricidad, que hay que pagar a la compañía eléctrica, y la cantidad de electricidad consumida es mayor cuanto más antigua y peor calidad tengan los materiales de la misma. Aquí las pocas soluciones aplicables pasan por usar máquinas más eficientes en el consumo de energía, como los Blade Systems, y en utilizar soluciones de virtualización.

SVT Cloud Services ya hace mucho tiempo que utiliza las soluciones Blade de HP, economizando hasta un 40% en consumo por servidor, en comparación a máquinas pizza de 1U, aunque estas sean de última generación. Las soluciones de virtualización utilizadas, xen o vmware, permiten ahorros entre 1:8 a 1:16 por servidor físico, así que SVT Cloud Services ya está alcanzando un 1:25 de ahorro de media invirtiendo en nuevas tecnologías, siendo el retorno de la inversión muy satisfactorio.

Pero todavía tenemos que entender cual es el peor enemigo del CPD. El peor enemigo es el consumo eléctrico que se necesita para mantener las máquinas a una temperatura correcta de trabajo, que debería oscilar entre 22ªC y 26ºC. Se calcula que un 50% de la factura de luz se va en refrigeración y si ya se ha corregido al máximo el gasto en consumo de la propia máquina, sólo nos queda esta variable con la que trabajar.

Pronto empezaremos a estar familiarizados con conceptos como burden factor, factor de refrigeración o PUE (Power Usage Efectiveness), todos ellos intentan reflejar la razón entre la cantidad de energía suministrada a un servidor y la que gastamos para enfriarlo, un número habitualmente comprendido entre 1,8 y 2,5. Y pronto empezaremos a leer que Gobiernos y/o diferentes compañías eléctricas pretenden penalizar a las empresas con un PUE alto, así como será un valor diferencial y de calidad aproximarse a 1.

La nueva ingeniería surgida con las corrientes del Green CPD está trabajando muy duro en el diseño de servidores, diseño de racks, distribución óptima de las salas, materiales, cerramientos, infraestructuras en general, etc. Todo un nuevo mundo de oportunidades para clientes e industriales, como recoge este estudio:

Empresas referentes en el área de Green CPD, como Google o Facebook, ya empiezan a recurrir, además de lo dicho, a soluciones alternativas extremas, pero que nos hacen entender la importancia que realmente se le está dando a este tema, y la que se le dará en los próximos años. Después de optimizar todo lo posible con tecnología y dinero ahora se busca explotar el mayor refrigerador natural del planeta, el Ártico.

De Google se sabe muy poco, pero según últimas informaciones debe de tener más de 36 CPD donde aloja más de 450.000 servidores, cada CPD puede ocupar varios estadios de futbol. Uno de sus CPD a estrenar en el 2013 se encuentra en Singapur, ocupa unos 20Km2 y supuso una inversión inicial de unos 300M$.

Según el mismo Google sus nuevos CPDs suponen un ahorro en electricidad de hasta un 50% y el coste de CO2 de una consulta a su web supone 850 veces menos que editar un periódico o 10.000 veces menos que recorrer 8 kilómetros en coche. (Reconozco que no he sido capaz de constatar estos datos…)

Seguramente pocas veces pensamos que al visitar una web estamos forzando a unas máquinas a emitir CO2, participando directamente en el calentamiento global del planeta. Tranquilidad, afortunadamente, para mitigar este efecto, muchas empresas, entre ellas SVT Cloud Services, están comprometidas en trabajar constantemente por legar un mundo más limpio.

Google empezó construyendo sus primeros CPD cerca de núcleos urbanos, donde las telecomunicaciones estaban aseguradas, en una segunda fase empezó a construirlos cerca de grandes embalses con centrales hidroeléctricas, para abaratar costes de luz, le salía más económico traerse sus propias telecomunicaciones. Como posible tercera fase podría darnos una pista la compra que hizo Google en el 2009 por 52M$ de una antigua papelera en Hamina, Finlandia, ahora convertida en CPD. La particularidad es que estas instalaciones disponían de un enorme túnel sumergido bajo el Golfo de Finlandia, que ahora sirve para refrigerar los servidores.

Facebook estrenará su tercer CPD, y primero fuera de USA, en el 2014 en Luleå, Suecia, un pueblo de 50.000 habitantes a 100Km del círculo polar ártico. Un CPD de unos 28Km2, una inversión de 121M$ y que dará unos 300 puestos de trabajo.

Sólo como anécdota, si a alguien le parece que Luleå es un simple pueblecito puede entretenerse buscando por qué la primera llamada GSM del mundo se hizo desde allí en 1989.

Para finalizar el artículo, el objeto de éste era volver a recordar que siempre podemos encontrar soluciones para reducir nuestros costes empresariales y uno de ellos, cada vez más importante, es la eficiencia energética, aplicable tanto a una sala de 2 PCs como a un sala de 2000 blades. Aunque si su empresa no tiene previsto comprar, a corto plazo, un solar en el Ártico para construir su CPD, siempre puede confiar sus necesidades IT en la nube de una empresa como SVT Cloud Services, de larga y contrastada experiencia en el sector. ROI garantizado a corto plazo.

Jordi Figueras – Director de Operaciones SVT Cloud Services

¿Tanta nube, nos dejará ver el sol?

Pues sí, estamos ante la palabra de moda. Desde hace un tiempo dentro del mundo de las Tecnologías de la Información (TI) sólo oímos hablar del “Cloud Computing”, esa nube que nos envuelve y qué quizás habría que aclarar bien de que se trata antes de que nos impida ver la luz.

La idea del “Cloud Computing” surge de la reflexión sobre la posibilidad de implantar un modelo diferente al actual en referencia a las infraestructuras, software y servicios relativos a las TI. La idea es sustituir el modelo clásico basado en que cada organización dispone de sus recursos, como pueden ser infraestructuras de servidores, almacenamiento, licencias de software y demás, por un nuevo modelo que sitúa estos recursos fuera de las organizaciones en manos de proveedores especializados.

Con buen criterio se podría pensar que esto ya hace mucho tiempo que se está haciendo con determinados servicios, como por ejemplo, alojamiento de webs, correo electrónico, etc., por tanto, ¿donde está la novedad del modelo Cloud? El modelo Cloud en si no es nuevo, lo que propone es un nuevo paradigma de computación en la que los recursos y servicios se abstraen de las infraestructuras que los soportan y se suministran bajo demanda. Algunas de las características de este modelo pueden ser:

  • Que el cliente del modelo Cloud pueda solicitar los servicios que necesite bajo demanda, tal como hacemos con otros servicios como la energía eléctrica, teléfono, etc.
  • Que los servicios estén constantemente monitorizados y correctamente medidos, como por ejemplo, capacidad de CPU, memoria, ocupación de almacenamiento, consumo de ancho de banda, licencias de aplicaciones, etc, y que se pague sólo por lo que se consuma
  • Que se pueda acceder a los servicios contratados desde cualquier ubicación
  • Que los servicios contratados se actualicen automáticamente con las últimas tecnologías y que sea transparente a los consumidores
  • Que los recursos contratados estén correctamente replicados en diferentes centros repartidos en diversos puntos geográficos y que su acceso esté correctamente protegido para conseguir un nivel de seguridad óptimo

Actualmente el modelo Cloud presenta variantes que cabe mencionar. Así se habla de:

  • Software as a Service (SaaS) Sería un modelo del software como servicio donde el cliente final no controla ni gestiona ninguna infraestructura y sólo se le permite ejecutar algún software determinado como el correo electrónico o un ERP
  • Infraestructure as a Service (IaaS) Proporciona al cliente servicios de infraestructura de TI como por ejemplo, servidores virtuales, almacenamiento, capacidad de proceso, etc y donde el usuario final no tiene control sobre la infraestructura pero sí sobre los sistemas operativos y aplicaciones que pueda instalar en los servidores contratados
  • Platform as a Service (PaaS) Este modelo permite a los usuarios implantar aplicaciones específicamente desarrolladas para el modelo Cloud. El usuario final no dispone de control sobre la infraestructura pero sí sobre las aplicaciones que pueda implantar en ella

Igualmente habría que comentar los diferentes modelos de implantación del Cloud. En este apartado se podría mencionar:

  • Cloud público, como un modelo donde los proveedores ponen a disposición de los clientes sus infraestructuras y servicios que ellos mismos gestionan de forma compartida
  • Cloud privado, en esta variante las infraestructuras operan exclusivamente para una determinada organización y pueden ser gestionadas por personal de la propia organización o por empresas delegadas a tal efecto
  • Cloud híbrida, donde se combina la filosofía de los dos modelos anteriores

Bueno pues, ahora habría que hacer la pregunta, ¿debemos migrar inmediatamente todas nuestras infraestructuras y servicios al modelo Cloud? En principio habría que reflexionar sobre que no todas las organizaciones ni todas las infraestructuras ni todos los servicios pueden seguir este modelo, o no es conveniente que lo sigan. La migración a un modelo Cloud debe realizarse solo después de un minucioso estudio de consultoría donde deben sopesarse las ventajas y los inconvenientes de este paso, así como los costes asociados, y compararlos con el modelo seguido en la actualidad. También hay que pensar que el modelo Cloud no es un todo o nada, es decir, se pueden segmentar algunas de las infraestructuras, servicios o aplicaciones y migrar al nuevo modelo sólo aquellas que nos interesen según el estudio previo realizado.

Xavier Puertas – Consejero Delegado

Que es Cloud Computing?

La computación nube es una tecnología que permite ofrecer servicios de computación a través de Internet. En este tipo de computación todo lo que puede ofrecer un sistema informático se ofrece como servicio, de modo que los usuarios puedan acceder a los servicios disponibles \”en la nube de Internet” sin conocimientos (o, al menos sin ser expertos) en la gestión de los recursos que usan. Fuente: Wikipedia

Tipos de “Cloud Computing” :

  • Software as a Service (SaaS): En español Software como Servicio.

Modelo de distribución de software donde una empresa sirve el mantenimiento, soporte y operación que usará el cliente durante el tiempo que haya contratado el servicio. El cliente usará el sistema alojado por esa empresa, la cual mantendrá la información del cliente en sus sistemas y proveerá los recursos necesarios para explotar esa información. Ejemplos: Salesforce, Basecamp

  • Platform as a Service (PaaS): En español Plataforma como Servicio.

Aunque suele identificarse como una evolución de SaaS, es más bien un modelo en el que se ofrece todo lo necesario para soportar el ciclo de vida completo de construcción y puesta en marcha de aplicaciones y servicios web completamente disponibles en la Internet. Otra característica importante es que no hay descarga de software que instalar en los equipos de los desarrolladores. PasS ofrece mútliples servicios, pero todos provisionados como una solución integral en la web. Aunque algunos servicios de Amazon Web Services como SimpleDB y SQS yo los considero PaaS, esta afirmación puede ser discutida. Otro ejemplo es Google App Engine

  • Infrastructure as a Service (Iaas): En español Infraestructura como Servicio.

Modelo de distribución de infraestructura de computación como un servicio, normalmente mediante una plataforma de virtualización. En vez de adquirir servidores, espacio en un centro de datos o equipamiento de redes, los clientes compran todos estos recursos a un proveedor de servicios externo. Una diferencia fundamental con el hosting virtual es que el provisionamiento de estos servicios se hacen de manera integral a través de la web. Ejemplos: Amazon Web Services EC2 y GoGrid.

.

SVT es la primera compañía en España que ofrece Microsoft Dynamics CRM en SaaS-Software as a Service

SVT es la primera compañía en España que ofrece Microsoft Dynamics CRM en SaaS-Software as a Service (Software como un Servicio).

Por un precio mensual por usuario SVT ofrece acceso in-interrumpido desde cualquier punto de conexión a Internet, manteniendo una confidencialidad total de la información, seguridad completa, la solución se aloja dentro de un bunker con todas las garantías de seguridad, y sin ninguna preocupación para el cliente.

En el precio por usuario se incluye el software necesario:

• Microsoft Dynamics CRM
• Windows Server
• SQL Server 2007

También se incluyen las comunicaciones y el hardware, además de los servicios de securización (copias de seguridad, etc.)